Envíos gratis*

SITIO SEGURO SSL

Hugo Dopaso

El Buen Morir, una guía para acopmpañar al paciente terminal. El llamado a acompañar y cuidar a una persona que está muriendo suele percibirse internamente como un deber inexcusable. A su tiempo, casi todos seremos convocados para esta tarea. Esto se debe sencillamente a que si una persona de nuestro entorno está muriendo, en algún momento será incapaz de bastarse a sí misma y necesitará de nuestra ayuda. El proceso que habrá de transitar para poder morir demanda el paulatino agotamiento de la energía vital que favorece el desprendimiento final del alma, paso necesario para que ocurra la muerte propiamente dicha, la del cuerpo, que privado de aquella, se desintegra. En estas condiciones la dependencia con el medio se torna crítica y es sólo comparable al nacer, en la otra punta de la vida, cuando llegamos al mundo en medio de un gran desvalimiento. En ambas situaciones, cuidar de estos seres es una hermosa manifestación del amor incondicional. La circunstancia de muerte más común que nos toca ver es aquella en la que alguna enfermedad está presente condicionando el proceso. Pero ¿morimos porque hemos enfermado, o enfermamos porque habremos de morir?

$ 925,00

Detalles del producto

este producto

MULTIMEDIA
AUTOR