NO HAY VUELTA ATRAS

NO HAY VUELTA ATRAS

EL PODER DE LAS MUJERES PARA CAMBIAR EL MUNDO



Precio : $ 699.00

A lo largo de los últimos veinte años, Melinda Gates se ha dedicado a buscar soluciones para personas con necesidades importantes. Durante este tiempo ha comprendido que, si queremos que la sociedad despegue, hay que dejar de oprimir a las mujeres. En esta obra conmovedora y convincente, la autora comparte las lecciones que ha aprendido de quienes la han inspirado y a quienes ha conocido en su trabajo y viajes por todo el mundo. Como dice en la introducción, "Por eso escribí este libro: para compartir historias de personas que me han ayudado a centrarme y a priorizar. Me gustaría que encontráramos la forma de ayudar a las mujeres de todo el mundo". Melinda nos ofrece un discurso inolvidable, respaldado por datos alarmantes, y presenta los problemas que requieren nuestra mayor atención: desde el matrimonio infantil hasta la falta de acceso a los anticonceptivos o la desigualdad de género en el lugar de trabajo. Además, escribe por primera vez sobre su vida personal, y el camino recorrido hasta la igualdad en su propio matrimonio, y asegura que nunca habían existido tantas oportunidades como ahora para cambiar el mundo y a nosotros mismos. Con emoción, franqueza y elegancia, Melinda nos presenta mujeres extraordinarias y nos demuestra la fuerza resultante de la conexión entre ellas. En un momento en el que ya no hay vuelta atrás, Melinda Gates nos anima a seguir avanzando porque, cuando ayudamos a que los demás despeguen, nosotras también despegamos. Y cuando las mujeres despegan, toda la humanidad despega. La crítica ha dicho... «Melinda Gates ha trabajado muchos años con mujeres de todo el mundo. Este libro describe su propia evolución como feminista y honra las historias de quienes la inspiraron durante el camino. Es un manifiesto urgente en defensa de una sociedad justa en la que las mujeres sean valoradas y reconocidas en cualquier ámbito de su vida, pero ante todo es un llamamiento a la unidad, la inclusión y la conexión. Necesitamos más que nunca este mensaje.